Columnistas

Derechos Humanos y Empresas: ante la crisis sanitaria debemos actuar con decisión

Opinión de Vilma Pérez, Líder Área Medio Ambiente de Arcadis

En los últimos meses se han abordado los diversos efectos de la pandemia en la sociedad, pero poco se hablado sobre cómo hoy las empresas juegan un rol decisivo en promover y hacer valer los derechos humanos de sus colaboradores, colaboradoras, clientes o de las comunidades con que se relacionan Respetar y promover los derechos humanos es fundamental siempre para mejorar la calidad de vida de todos quienes son parte de la “cadena de valor” de una compañía y ante esta contingencia esa perspectiva no se debe desplazar.

La compleja realidad que enfrentamos a causa del Covid-19, puede presentar un sinfín de graves afectaciones a los DDHH de colaboradores y colaboradoras; pasando por el hecho de que trabajen sin elementos de protección laboral específicos para prevenir contagios, hasta no tener acceso oportuno a información sobre los protocolos de la empresa respecto de los procedimientos a cumplir en el marco de la pandemia.

Es por esto que hoy resulta más importante que nunca sacar de la invisibilidad a los llamados Principios Rectores de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y Empresas, los que fueron promulgados por dicha entidad el año 2011. Estos principios establecen que todas las compañías tienen la obligación y responsabilidad de respetar los DDHH y hacer frente a las consecuencias negativas sobre los ya mencionados derechos, en las que tengan alguna participación.

Pero ¿cómo llevamos estos principios a la práctica? ¿las empresas están realmente al tanto de su propia situación en materia de Derechos Humanos? La respuesta a estas interrogantes y el cómo resolverlas, se puede concretar a través del uso de herramientas especialmente diseñadas para verificar, hacer seguimiento y corregir los procesos internos de una compañía.

En este caso puntual nos referimos al uso del instrumento conocido como Debida Diligencia en Derechos Humanos, proceso continuo de gestión, que acorde a las circunstancias del momento -sumado a características como el sector donde la empresa opera, o el contexto en que realiza su actividad- permite a esta última hacer frente a su responsabilidad de respetar estos derechos tanto de manera directa o indirecta.

Implementar la Debida Diligencia en Derechos Humanos, metodología en donde Arcadis ha sido pionero en nuestro país, al aplicarla en su propia operación para asegurar su cumplimiento y así fortalecer la cadena de valor de sus clientes, permitiría despojarse de aquellas “piedras en el zapato” con las que conviven a diario muchas empresas porque desconocen su real situación en este ámbito y más aún la de sus subcontratos. De esta manera pueden identificar a tiempo las consecuencias negativas- reales y potenciales- que conlleva no respetar los DDHH; y también diseñar un plan de acción que establezca las medidas necesarias para adoptar, prevenir, mitigar y reparar estas consecuencias.

Lo anterior es de vital importancia sobre todo considerando que la gran mayoría pasa por alto que el desconocer y no gestionar los riesgos en derechos humanos puede afectar seriamente a una institución; provocando conflictos con las comunidades, trabajadores y ONG’S, generando boicot de los consumidores u ocasionando causas judiciales, entre otros escenarios para nada favorables.

En momentos donde nos vemos enfrentados a una crisis sanitaria, marcada por la incertidumbre, es vital contar con medidas que nos aporten certezas y sobre todo en materia de DDHH, ante los nuevos riesgos en la salud y seguridad que impone esta pandemia para los trabajadores y comunidades. Estas certezas pasan por adoptar procesos que sean una ayuda a la hora de sortear posibles vulneraciones económicas, sociales y culturales. De esta forma, las empresas podrán forjar su camino y guiar sus conductas acordes a los principios de Derechos Humanos.

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

OTRAS NOTICIAS