Columnistas

"La Innovación es la clave para adoptar una estrategia de Economía Circular"

Opinión de Helen Ipinza, Sectorialista Construcción y Economía Circular CORFO

La minería es la actividad económica más relevante de Chile, aporta un 10% al PIB, representa un 55% de las exportaciones y un 18% de la inversión extranjera y, por tanto, es estratégico que avance a grandes pasos hacia la sostenibilidad, de la mano de la economía circular.

Si bien este sector carga con la existencia de importantes pasivos ambientales, no hay que olvidar que el cobre, litio y cobalto, son centrales para la generación de energías limpias, esenciales para avanzar hacia la carbono neutralidad que Chile ha definido para el año 2050, y que es tan necesaria para limitar el aumento de temperatura del planeta a 1.5 ° C, establecido en el Acuerdo de París del 2015.

Ante un escenario evidente de cambio climático, creciente escasez de recursos y una población que aumenta sostenidamente, es justo y necesario repensar la forma en que hacemos las cosas, revisar nuestros patrones de producción y consumo, donde “menos es más”.

La invitación es a fomentar el uso eficiente de los recursos, para transitar hacia una Economía Circular (EC), regenerativa y restaurativa, caracterizada por tener un enfoque sistémico del desarrollo económico, sobre la cadena de valor y todo el ciclo de vida. La EC se sustenta en tres principios: diseñar de forma tal que no se generen desechos y contaminación; mantener los productos y materiales en uso, y regenerar los sistemas naturales. Esto se logra a través del replanteamiento y rediseño de productos, procesos y servicios, donde los residuos son considerados un error de diseño, por lo que se busca mantener el valor y utilidad de los materiales en su mayor nivel en todo momento, para disminuir los impactos sobre el medio ambiente y ser un aporte a la comunidad, posicionando el concepto de Valor Compartido.

Movidos por el despliegue mundial sobre este modelo, en el último año Chile ha acuñado el concepto de Economía Circular con fuerza, hay muchas empresas de diversos tamaños que han ajustado sus modelos de negocio, a la vez que emprendedores emergen con soluciones en la línea circular. El Estado está trabajando en una Hoja de Ruta cuyo mayor despliegue veremos durante este 2020. Entre las iniciativas destacadas está la Ley REP, que a través del fomento al reciclaje, invita a los productores e importadores de seis productos priorizados a repensar sus diseños. En esta línea, Corfo también ha motivado con convocatorias con foco circular para emprendimiento e innovación empresarial, cerrando el 2019 con un Centro Tecnológico de Economía Circular para la macro zona norte del país.

En el caso de la minería, el típico proceso se basa en un modelo productivo LINEAL, de excavar, transportar materiales, procesar, producir, transportar producto, vender, usar y desechar, dejando en el camino grandes cantidades de residuos y emisiones. Sin embargo, hay grandes oportunidades al mirar con otros ojos la extracción, los procesos productivos, la logística, los bienes y servicios, analizando los flujos que entran y salen, abriéndose a la innovación tecnológica, de procesos, productos, modelos de negocios y dentro de estos, el desarrollo y potenciamiento de proveedores locales.

Porque no desafiarnos a repensar los neumáticos mineros, por ejemplo, ese gran pasivo del sector que por años se han acumulado sin una solución de fondo, pudiendo ser rediseñado, reutilizado, reparado, reciclado, o ser provisto en un modelo de negocio en el que la propiedad del neumático no sea de la minera, sino del fabricante, el que les vende el servicio y tiene toda una logística inversa para extender su valor en la economía.

También existen grandes oportunidades al realizar Simbiosis Industrial con otros sectores económicos, como el sector construcción, donde los residuos de unos son recursos para el otro.

En el campo de la Minería Circular, en Chile destacan las iniciativas colaborativas lideradas por el Ministerio de Minería y la Corporación Alta Ley. Está la mesa de Minería Verde y la Política Nacional de Relaves, donde uno de sus temas es la economía circular y la innovación. En esta misma sintonía está la Hoja de Ruta de Alta Ley, impulsada por Corfo, que contribuye a la economía circular a través de sus desafíos relacionados con valorización, uso eficiente de recursos, estabilidad química/física de los depósitos de relaves, sustentabilidad energética, hídrica y huella de carbono, reducción de emisiones e I+D. En el marco de estas iniciativas, Corfo ha apoyado con Programas Tecnológicos de gran relevancia, en monitoreo de relaves, valorización de relaves, uso de hidrógeno en camiones mineros y equipos móviles.

Si bien no tenemos cifras concluyentes del aporte de la EC a la minería, podemos extrapolar su contribución al mirar cifras de la industria del cemento, acero, plástico y aluminio, con reducción estimada de sus emisiones globales de CO2 de un 40% al 2050, logrando casi la mitad de su objetivo de cero emisiones con soluciones rentables, que benefician a todo el sistema (Completing The Picture How The Circular Economy Tackles Climate Change, Ellen Macarthur Foundation, 2019).

Sin duda que la innovación es la clave para adoptar una estrategia de economía circular en los modelos de negocios, el valor compartido, la articulación de la cadena de valor, la simbiosis con otros sectores productivos, así como las innovaciones tecnológicas, todos ingredientes para una transformación sustantiva del sector minero en pos del desarrollo sostenible, para lo cual se requiere incrementar la Investigación y Desarrollo (I+D). Para acelerar esto, el Estado ya cuenta con la Ley de I+D, que establece un incentivo tributario para la inversión en Investigación y Desarrollo, permitiendo rebajar del impuesto de primera categoría, hasta el 52,55% de los recursos destinados a estas actividades. Este es solo un primer paso dentro de una estrategia global establecida por este gobierno, comprometido con la adaptación y mitigación del cambio climático.

Fuente: Corporación Alta Ley

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

OTRAS NOTICIAS